Pierre Barbet y el secreto de la muerte de Jesús.

http://www.eltestigofiel.org/blogs/media/SabanaSanta_01.jpg
Han pasado, aproximadamente, 1979 años (ya casi 1980) desde la muerte de uno de los personajes más emblemáticos de la historia, Jesús de Nazareth (para muchos el mesías, para otros un importante profeta, y para muchos otros solo un punto de referencia en la división de la secuencialidad de nuestra historia que se hizo cuando ésta fe tenía más infuencia en el mundo), y hasta hoy en día no está del todo claro los hechos de su muerte. La principal referencia que se tiene sobre ésto son las menciones que hacen los Evangelios. Pero éstos solo mencionan que murió en la Cruz, que murió crucificado, no más

Ésta falta de información en un hecho tan trascendental para la historia en general (pues como se dijo, por la influencia de ésta fe), y en especial para la tradición occidental, ha llevado, a través de los años, a distintos artistas a intentar representar el acto de la crucifixión de Jesús. Claro, cada uno desde su propia óptica. Generando entre ellos distintas variaciones con respecto a muchos elementos. Como por ejemplo: la forma de la Cruz, la posición del cuerpo, unas veces un Jesús atado, otras tantas amarrado, etc.

Cristo crucificado - Diego Velázquez - 1639 (Un Barroco perfecto)
Archivo:Cristo crucificado.jpg

 
La Cruxifixión - Antonello da Messina - 1454-55
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/5d/Antonello_da_Messina_027.jpg

Pero ésta preocupación no ah sido solo patrimonio de artistas sino también de científicos, historiadores, antropólogos, etc., que también han intentado comprender la muerte de Jesús en la Cruz. Uno de ésos científicos es Pierre Barbet Patólogo Forense del Hospital de San José en Paris, Francia, que en el año 1932 emprendió, lo que sería hasta entonces, quizás, el estudio médico más completo, para determinar las causas de la muerte de Jesús en la cruz.

Barbet se basó en fotografías tomadas un año antes al "Santo Sudario" o "sudario de Turín", que por aquel entonces era propiedad del Rey de Saboya. Lo primero que notó e investigó Barbet fueron las heridas de la mano.http://www.fistofblog.com/wp-content/uploads/2006/10/pierrebarbetcrucifixion.jpg

Se creía por aquel entonces, gracias a los artistas, que Jesús había sido clavado al madero por las palmas de las manos, lo cual es erróneo. Barbet descubrió, a través de pruebas con cuerpos humanos, que un peso mayor a 40 kilos terminaría por desgarrar la mano. Por eso, y guiandose por el sudario, prueba en la muñeca, y descubre que al atravesar el clavo la zona llamada "zona del pulso" o "carpo" (exactamente en la zona libre o "Destot" limitado por los huesos semilunar, piramidal, grande y ganchoso), se encuentra una resistencia suficiente como para soportar al cuerpo entero. Además un golpe tan fuerte en la muñeca obligaría al dedo pulgar dirigirse intempestivamente hacia la palma de la mano.

Otro punto más que investiga Barbet es el "lanzazo" que recibe Jesús, según el sudario, en la zona inferior del dorso y que dejo una mancha de textura Carmesí en el sudario.

"Juan 19:34
sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua."

Anteriormente había una fuerte confusión respecto de ¿En qué lado fue asestado el lanzazo? Respecto a ésto la imagen de Jesús facilitada en las fotografías del sudario revela que fue en el lado derecho, comprobando así la teoría de San Francisco de Asís, pero no descartando la del golpe al corazón.

Barbet nota que la herida fue hecha hacia arriba, desde el suelo, y que penetró el quinto costado intercostal derecho, golpeando así la Pleura, llegando a la aurícula derecha y la base del pulmón izquierdo. La sangre que brotó provino de una herida abierta en dicha aurícula, y el agua era la mucuosidad que se acumulaba en el pulmón por la asfixia(lo explicaremos líneas más abajo)

no sé cuanto se pueda ver, pero igual lo pongo.
http://2.bp.blogspot.com/_L-aIG-7AW7I/SPkRWh3IYiI/AAAAAAAADE4/Lx79Pte4VuM/s400/Santo+Sudario,+replica.jpg

Como se dijo inicialmente las causas principales de la muerte de Jesús aún no han sido reveladas. Pero Barbet arguye, en base a sus investigaciones, que la principal causa de muerte de una persona en la Cruz es la asfixia.

Al estar con los brazos estirados hacia arriba el hombre, pasado cierto tiempo, tiene dificultades para respirar, debido a la hiper-expansión que sufren los pulmones, obligando al hombre a levantar, como pueda, el cuerpo, provocandose así, un dolor insoportable. Claro que hay otras causas para una muerte en la Cruz. Pero ya son facilitadas por otras razones, como: los latigazos, un shock nervioso por los clavos, etc. El tiempo que un hombre puede aguantar en la Cruz, dependiendo del estílo de crucifixión y la resistencia del hombre, puede estar dentro de un rango de unas horas a algunos días.

Otros Elementos en los que se detiene Barbet son las pequeñas manchas que presenta la imagen de Jesús en el sudario. En especial las que están en las rodillas y la espalda. Y la conclusión a la que llega Barbet es que ésas manchas son las impresiones de heridas que presentaba el cuerpo y que fueron causadas en el "Vía crusis".

En respuesta a los resultados obtenidos por Barbet, varios hombre de ciencia y Sidonólogos piden que se haga un estudio más exhaustivo sobre la naturaleza del sudario. Pero es solo hasta los años 70' que por fin el Rey Humberto II cede. Y desde entonces hasta ahora varias investigaciones se han sucedido . Pero aún tanto el sudario como la muerte de Jesús son temas de discución.

Es importante, no solo por formar parte de nuestra cultura, sino, también, porque es preciso comprender que aún estamos inscritos dentro de una tradición cristiana.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sin chistar. Todos son aceptados.